THE OFFSPRING

8 Septiembre 2013 en Microestadio Malvinas Argentinas  (Buenos Aires, Argentina)

Crónica : Santiago Martin / Fotos :  Victor Guagnini

Las Malvinas son de Offspring

Con un Malvinas Argentinas repleto The Offspring regresó a nuestro país con su prédica de buena onda y punk para demostrar que los años pasan pero el espíritu queda intacto.

Luego de que unos trajeados 2 Minutos repasan gran parte de su repertorio durante cuarenta minutos y logran encender al público para el plato fuerte de la noche. Al terminar su set se despiden diciéndole a la gente que disfruten mientras tiran latas de cerveza desde el escenario. Casi en simultáneo Noodles, guitarrista de Offspring posteo en el Facebook de la banda Dos Minutos just kicked ass! Gonna be a tough act to follow”.

Luego de la reglamentaria prueba de sonido Dexter Holland, Noodles, Greg K y Pete Prada entran al escenario e instantáneamente se ganan la primera ovación de la noche y dan inicio al show con All I Want, un arranque agresivo que sería el primero de los clásicos que supieron hilar durante al hora y media de show.

Le siguieron Bad Habit, Come Out and Play, California Sun (de los Ramones) y Original Prankster que logran hacer estallar a la multitud que llenó el campo en saltos, gritos y riffs coreados a más no poder. Parecen sorprendidos por la reacción de un público que no se quedó quieto en ningún momento.

Llega la hora del combo Have you ever/Staring at the Sun “justo como en el cd” según uno de los asistentes que disfruta del show atrás de la línea de mitad de cancha.

Entre canciones los asistentes muestran su cariño con los ya tradicionales y ritualísticos Olé Olé que logran dejar en seco a la banda que atónita observa y pide más. Más adelante Dexter parará todo el show para simplemente sacar el ritmo del Olé Olé  con su guitarra luego de decir “esperen, creo que ya lo tengo”.

La velada llega a un momento excepcional cuando se escucha el riff inicial de Hit That  y la locura se apodera del Malvinas mientras las voces del público avasallan a las de Offspring y los acompañan hasta en los riffs.

Luego de Pretty Fly (for a White Guy)  y The Kids aren’t Alright que logran sacarle lágrimas a mas de uno, Offspring se retira del escenario en la pantomima de “nos fuimos” solo para volver y regalarnos dos temas que no podían faltar. Noodles agradece dicéndonos que “siempre tienemos públicos excepcionales, pero ustedes están en otro nivel”  y así inicial el fin con (Can’t get My)Head Around You y el himno adolescente Self Esteem que hizo que los presentes saltaran y gritaran como si el show acabara de iniciar.

Y ahora si terminó de verdad, prometen volver y entre aplausos y gritos se retiran dejándonos con la esperanza de que algún día volveran.

Responder

*

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr